Soplo cardíaco en niños

Envíe una solicitud o llame para programar una cita.

El sonido de un latido de corazón humano suele ser constante: lub-dub, lub-dub. En algunas personas, la sangre hace un ruido adicional a medida que circula por el corazón. Este ruido adicional se llama soplo. Los médicos escuchan un soplo cardíaco como un ruido sibilante entre los latidos del corazón.

Los especialistas del Norton Children’s Heart Institute, afiliado a la Facultad de Medicina de la UofL, proveedores líderes de cuidados cardíacos pediátricos en Louisville y el sur de Indiana, pueden ayudar a los niños con soplos cardíacos. Los especialistas certificados del Norton Children’s Heart Institute tienen las habilidades y la experiencia para proporcionar un diagnóstico preciso y desarrollar un plan de tratamiento personalizado para niños con soplos cardíacos.

¿Qué sucede con un soplo cardíaco?

Dependiendo de la edad de una persona, el corazón late entre 60 y 120 veces por minuto. Cada latido del corazón en realidad tiene dos ruidos separados. El corazón hace “lub” cuando se cierran las válvulas que controlan el flujo de sangre de las cavidades superiores a las cavidades inferiores. Luego, a medida que se cierran las válvulas que controlan la sangre que sale del corazón, el corazón hace “dub”.

Un soplo cardíaco describe un ruido adicional que se escucha además del “lub-dub”. A veces, estos ruidos adicionales provienen del flujo sanguíneo normal que se mueve por un corazón normal. En otras ocasiones, un soplo puede ser un signo de una anomalía cardíaca congénita u otro problema.

Síntomas de un soplo cardíaco

Aproximadamente 1 de cada 100 bebés nace con un problema cardíaco estructural o anomalía cardíaca congénita. Estos bebés pueden mostrar signos de la anomalía desde los primeros días de vida o más tarde en la infancia. Algunos niños no tendrán ningún síntoma más allá del propio soplo cardíaco. Otros niños pueden tener los siguientes síntomas:

Un niño mayor o un adolescente podría:

  • Estar muy cansado.
  • Tener problemas para hacer ejercicio o actividad física.
  • Tener dolor de pecho.

Llame al médico si su hijo tiene alguno de estos síntomas.

Los soplos cardíacos son muy comunes. Muchos niños pueden tener uno en algún momento.

El tipo más común de soplo cardíaco es el tipo funcional o “inocente”. Un soplo cardíaco funcional es el ruido de la sangre moviéndose normalmente por un corazón sano y normal.

Otros soplos cardíacos son causados por anomalías cardíacas. Las mujeres embarazadas corren un mayor riesgo de tener un bebé con una anomalía cardíaca si tuvieron rubéola, tienen diabetes mal controlada o fenilcetonuria (FCU), un error genético en el metabolismo del cuerpo.

Varios tipos de anomalías cardíacas pueden causar soplos cardíacos, entre ellos:

  • Comunicaciones, que involucran la pared (tabique) entre las cavidades superior e inferior del corazón: un orificio en el tabique puede permitir que la sangre circule a través de él hacia las otras cavidades del corazón. Este exceso de flujo sanguíneo puede causar un soplo. También puede hacer que el corazón trabaje demasiado o se agrande. Los orificios más grandes pueden causar síntomas además de un soplo cardíaco; los más pequeños pueden llegar cerrarse por sí solos.
  • Válvulas cardíacas estrechas, demasiado pequeñas, demasiado gruesas o anormales: estas válvulas no permiten que la sangre fluya sin problemas a través de ellas. A veces, permiten el reflujo de sangre dentro del corazón. Cualquiera de estos problemas causará un soplo.
  • La obstrucción del infundíbulo puede ser causada por tejido adicional o músculo cardíaco que bloquea el flujo de la sangre a través del corazón.
  • Trastornos del músculo cardíaco (miocardiopatía). Estos trastornos pueden hacer que el músculo cardíaco se vuelva anormalmente grueso o débil y afectar su capacidad para bombear sangre al cuerpo.

Diagnóstico de un soplo cardíaco

No es inusual que se detecte un soplo durante un control de rutina, incluso si no se había escuchado antes. Los soplos cardíacos se clasifican en una escala del 1 al 6 en función de su intensidad. Los de grado 1 son muy suaves y los de grado 6 son muy ruidosos. Si se encuentra un soplo, el médico podría derivar al niño a un cardiólogo pediatra para una evaluación adicional.

El médico y el cardiólogo pediatra pueden determinar si el soplo es funcional (lo que significa que su hijo no tiene un trastorno cardíaco) o si hay una afección cardíaca específica que causa el soplo. Si hay un trastorno o anomalía, el cardiólogo pediatra sabrá cuál es la mejor forma de tratarlo. El cardiólogo solicitará pruebas tales como las siguientes:

  • Radiografía de tórax: Muestra una imagen del corazón y los órganos circundantes.
  • Electrocardiograma (ECG): Esta prueba verifica la actividad eléctrica del corazón para mostrar daños o ritmos irregulares.
  • Ecocardiograma: Esta prueba usa ondas de sonido (ecografía) para producir imágenes del corazón y las estructuras de los vasos sanguíneos en una pantalla. Puede mostrar la estructura y el funcionamiento del corazón. El Norton Children’s Heart Institute tiene 28 ubicaciones de telecocardiografía en todo Kentucky y el sur de Indiana.

Tratamientos de los soplos cardíacos

Los soplos cardíacos funcionales pueden aparecer y desaparecer durante la infancia. Los niños con estos soplos no necesitan dieta especial, restricción de actividades ni ningún otro tratamiento especial. A aquellos con edad suficiente para entender que tienen un soplo cardíaco se les debe asegurar que no son diferentes a los demás niños. La mayoría de los soplos funcionales desaparecerá a medida que el niño crezca.

Si su hijo tiene un problema estructural en el corazón, eso no significa que necesitará cirugía. Algunos soplos son causados por pequeños orificios entre las dos cavidades inferiores del corazón. Estos orificios a menudo no se agrandan y finalmente se cierran por sí solos. Otros niños con soplos causados por el estrechamiento o la pérdida leve de una de las válvulas del corazón también pueden llevar vidas saludables y activas.

Nuestros especialistas del Norton Children’s Heart Institute evaluarán con detenimiento el soplo cardíaco de su hijo y le indicarán la mejor manera de tratarlo para que pueda vivir una vida saludable y feliz.

Por qué elegir el Norton Children’s Heart Institute

  • El Norton Children’s Hospital ha sido pionero en cirugía cardiotorácica pediátrica, habiendo realizado el primer trasplante de corazón pediátrico de Kentucky en 1986 y convirtiéndose en el segundo centro en Estados Unidos en realizar un trasplante de corazón infantil.
  • La Junta Americana de Cirugía Torácica ha certificado a nuestros cirujanos cardiotorácicos en cardiocirugía congénita.
  • The Adult Congenital Heart Association has accredited Norton Children’s Heart Adult Congenital Heart Disease Program as the only comprehensive care center in Kentucky and Indiana treating adults born with a heart defect.
  • Más de 17,000 niños al año visitan el Norton Children’s Heart Institute para recibir atención cardíaca avanzada.
  • El Norton Children’s Heart Institute tiene consultorios en Kentucky y el sur de Indiana para llevar los cuidados cardíacos pediátricos de alta calidad más cerca de su hogar.
  • La unidad de cuidados intensivos cardíacos (UCIC) Jennifer Lawrence en el Norton Children’s Hospital es la UCIC más grande de Kentucky, equipada con 17 habitaciones privadas y la última tecnología disponible para la atención cardíaca.

Historias relacionadas

Meet the Norton Children’s surgeon who delivers every heart transplant
What does a pediatric cardiac surgeon do?
New type of pacemaker gets Louisville girl active again
Norton Children’s Heart Institute now 100 transplants strong
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software