Tronco arterioso

Envíe una solicitud o llame para programar una cita.

Los niños con tronco arterioso nacen con una sola arteria grande que lleva sangre a los pulmones y al cuerpo en lugar de dos arterias separadas.

Casi todos los niños con tronco arterioso también tienen una comunicación interventricular (CIV), un orificio en la pared entre los ventrículos derecho e izquierdo. Este orificio permite que la sangre oxigenada se mezcle con la sangre desoxigenada y pase por la arteria única hacia el cuerpo y los pulmones.

Como resultado del tronco arterioso, los pulmones pueden recibir demasiada sangre. El alto volumen de sangre puede dañar los vasos sanguíneos de los pulmones y hacer que el corazón bombee más fuerte.

La válvula que se encuentra entre el corazón y la arteria troncal grande a menudo también es anormal. Esta válvula puede tener pérdidas o ser estrecha, o incluso ambas cosas al mismo tiempo.

Porque somos proveedores líderes de cuidados cardíacos pediátricos en Louisville y el sur de Indiana, nuestros especialistas tienen experiencia en la reparación exitosa del tronco arterioso.

Los especialistas certificados del Norton Children’s Heart Institute, afiliado a la Facultad de Medicina de la UofL, tienen las habilidades y la experiencia para proporcionar un diagnóstico preciso y desarrollar un plan de tratamiento personalizado para usted y su hijo.

La mayoría de los bebés se recuperan bien después de la cirugía para reparar el tronco arterioso. Sin embargo, algunos necesitarán más operaciones a medida que crezcan.

Síntomas y causas del tronco arterioso

A medida que el bebé se desarrolla durante el embarazo, la aorta y la arteria pulmonar originalmente son un solo vaso antes de dividirse. En algunos niños, la división no ocurre debido a un defecto genético, el síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2 (también llamado “síndrome de DiGeorge”). En otros niños, no se sabe por qué sucede.

Los síntomas del tronco arterioso pueden incluir un tinte azulado o púrpura en la piel, respiración rápida o dificultosa, problemas con la alimentación, poco aumento de peso, somnolencia y aumento de la sudoración, especialmente al comer.

Los proveedores de atención médica que escuchan el corazón del bebé por lo general escucharán un soplo cardíaco o sibilancia.

Un niño que nace con tronco arterioso podría no parecer enfermo de inmediato. Pero si la afección no se trata a tiempo, el tronco arterioso rápidamente puede provocar insuficiencia cardíaca y otras complicaciones potencialmente mortales.

Diagnóstico del tronco arterioso

Los médicos a menudo pueden diagnosticar el tronco arterioso antes del nacimiento. Un ecocardiograma fetal es una prueba que usa ondas de sonido para crear un video del corazón del bebé antes de que nazca.

Si el problema no se detecta antes del nacimiento, la mayoría de los bebés mostrará signos de esta anomalía cardíaca durante los primeros días o semanas de vida. Una oximetría de pulso, una prueba simple que mide la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo, puede dar la primera pista de que hay una anomalía cardíaca. Una ecografía cardíaca (o ecocardiograma) realizada después del nacimiento mostrará claramente el tronco arterioso.

Los niños con tronco arterioso nacen con una sola arteria grande que lleva sangre a los pulmones y al cuerpo en lugar de dos arterias separadas.

Tratamiento del tronco arterioso

Los bebés con tronco arterioso necesitan una cirugía a corazón abierto para prevenir complicaciones, y la mayoría de los bebés no sobrevivirá sin una reparación quirúrgica. La mayoría de los bebés se somete a esta cirugía en el primer mes de vida.

Durante la reparación del tronco arterioso, la aorta y la arteria pulmonar se separan, creando una vía para que la sangre circule desde el ventrículo derecho hacia los pulmones. La CIV y cualquier otra anomalía cardíaca se reparan al mismo tiempo.

Antes de la cirugía, los medicamentos pueden ayudar a mantener estable al bebé. En algunos casos, se necesita más de una operación.

En algunos niños, el cateterismo cardíaco puede ayudar a reparar áreas estrechadas por tejido cicatricial. Todos los niños con tronco arterioso necesitan visitas periódicas al médico para prevenir futuras complicaciones.

Historias relacionadas

Meet the Norton Children’s surgeon who delivers every heart transplant
What does a pediatric cardiac surgeon do?
New type of pacemaker gets Louisville girl active again
Norton Children’s Heart Institute now 100 transplants strong
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software