Comunicación auriculoventricular

Envíe una solicitud o llame para programar una cita.

Un defecto de los cojinetes endocárdicos, o comunicación auriculoventricular (CAV), es una afección en la que el centro del corazón no se forma por completo antes del nacimiento. Las CAV son una combinación de anomalías, incluida una comunicación interauricular (CIA), una comunicación interventricular (CIV) y anomalías de la válvulas auriculoventriculares (mitral y tricúspide).

Tres formas de defectos de los cojinetes endocárdicos incluyen CAV parcial, completa y de transición. Una CAV parcial tiene una válvula mitral malformada y una CIA baja. Una CAV completa se refiere a la falta de separación entre los dos lados del corazón, auricular y ventricular. Las dos válvulas auriculoventriculares no están formadas correctamente. El niño puede tener una válvula común grande en el medio del corazón, en lugar de una a cada lado del corazón. Además, hay comunicaciones auriculares e interventriculares que conectan los lados derecho e izquierdo del corazón. Una CAV de transición es similar a un canal completo, pero las valvas de la válvula aórtica comunes se fusionan con el tabique ventricular, creando casi dos válvulas separadas y un cierre de CIV.

Según el tamaño de las comunicaciones y la resistencia de las arterias pulmonares, los bebés pueden tener demasiado flujo sanguíneo pulmonar y correr el riesgo de insuficiencia cardíaca congestiva, o no tener suficiente flujo de sangre pulmonar y suministrar menos oxígeno al cuerpo.

Los especialistas certificados del Norton Children’s Heart Institute, afiliado a la Facultad de Medicina de la UofL, tienen las habilidades y la experiencia para proporcionar un diagnóstico preciso de comunicación auriculoventricular y desarrollarán un plan de tratamiento personalizado para usted y su hijo.

El Norton Children’s Heart Institute es el proveedor líder de cuidados cardíacos pediátricos en Louisville y el sur de Indiana.

Norton Children’s tiene una red de servicios de diagnóstico y tratamiento de extensión en todo Kentucky y el sur de Indiana.

Síntomas de la CAV

Las CAV pueden ser pequeñas a grandes, parciales o completas y equilibradas o desequilibradas. Según el tamaño de la CAV y la cantidad de sangre que va a los pulmones en comparación con la que va al cuerpo, los síntomas pueden variar.

Los síntomas de CAV pueden incluir:

La mayoría de los niños con CAV muestran síntomas dentro de las primeras semanas después del nacimiento. Después del diagnóstico, los niños serán tratados con medicamentos para tratar los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva, si están presentes. Los ejemplos incluyen furosemida, un diurético, y enalapril, un medicamento para bajar la presión arterial y facilitar el bombeo del corazón.

Si no se repara, una CAV puede provocar problemas de salud graves, como presión arterial alta en los pulmones e insuficiencia cardíaca.

En muchos casos, no está claro por qué se desarrollan las anomalías cardíacas. En otros casos, pueden estar relacionados con el síndrome de Down. Hasta un 50% de los niños con síndrome de Down pueden tener cardiopatías congénitas.

Diagnóstico de una CAV

Para diagnosticar una CAV, un cardiólogo pediatra examinará a su hijo, controlará los latidos del corazón y escuchará el corazón. Otras pruebas pueden incluir:

  • Radiografía de tórax: Muestra imágenes del corazón y los pulmones, y puede mostrar problemas cardíacos y pulmonares, incluido el flujo de sangre adicional o líquido en los pulmones.
  • Ecocardiograma: Esta prueba usa ondas de sonido (ecografía) para producir imágenes del corazón y las estructuras de los vasos sanguíneos en una pantalla. Puede mostrar la estructura y el funcionamiento del corazón. El Norton Children’s Heart Institute tiene 28 ubicaciones de telecocardiografía en Kentucky y el sur de Indiana para que muchos pacientes no tengan que viajar lejos para hacerse un ecocardiograma.
  • Electrocardiograma (ECG): Esta prueba verifica la actividad eléctrica del corazón para mostrar daños o ritmos irregulares.
  • Cateterismo cardíaco: Este procedimiento invasivo estudia la estructura y el funcionamiento, y proporciona mediciones directas de la presión del corazón.

Tratamiento de la CAV

El tratamiento requiere cirugía para restablecer la separación de las cavidades derecha e izquierda del corazón y la reconstrucción de la válvula auriculoventricular. Antes de la cirugía, nuestros cardiólogos pediatras controlarán los síntomas relacionados con la insuficiencia cardíaca, incluido el aumento de peso, antes de elegir la mejor opción de tratamiento y el mejor momento para la cirugía de su hijo.

Algunos niños necesitarán una banda en la arteria pulmonar durante un período en las primeras etapas de la vida para limitar el flujo de sangre a los pulmones y que estos puedan crecer. Los bebés con un defecto completo de los cojinetes endocárdicos generalmente son lo suficientemente grandes como para someterse a una cirugía entre los 3 y 6 meses de edad. Los bebés con un defecto parcial de los cojinetes endocárdicos generalmente pueden esperar un poco más antes de someterse a una cirugía.

La cirugía de CAV consiste en cerrar los orificios de los tabiques auriculares o ventriculares con un parche o parches y reconstruir la válvula auriculoventricular. La mayoría de los pacientes puede recibir una reparación completa de los dos ventrículos. Sin embargo, algunos niños pueden tener un ventrículo que no está bien desarrollado y deberán someterse a intervenciones relacionadas con la reparación de un ventrículo único (operaciones de Glenn y Fontan).

Todos los pacientes con CAV deberán ser vigilados por un cardiólogo pediatra para buscar signos de disfunción valvular a medida que envejecen. Cuando el niño se convierta en adulto, necesitará consultar a un especialista en cardiopatías congénitas en adultos (CCA) para recibir atención.

En casos poco frecuentes, puede producirse un bloqueo auriculoventricular después de la cirugía. Esta afección ocurre cuando los impulsos sinoauriculares que hacen que los latidos del corazón no son conducidos o son retrasados para llegar a los ventrículos. Si la afección no se resuelve con el tiempo, puede requerirse un marcapasos.

Por qué elegir el Norton Children’s Heart Institute

  • El Norton Children’s Hospital ha sido pionero en cirugía cardiotorácica pediátrica, habiendo realizado el primer trasplante de corazón pediátrico de Kentucky en 1986 y convirtiéndose en el segundo centro en Estados Unidos en realizar un trasplante de corazón infantil.
  • La Junta Americana de Cirugía Torácica ha certificado a nuestros cirujanos cardiotorácicos en cardiocirugía congénita.
  • The Adult Congenital Heart Association has accredited Norton Children’s Heart Adult Congenital Heart Disease Program as the only comprehensive care center in Kentucky and Indiana treating adults born with a heart defect.
  • Más de 17,000 niños al año visitan el Norton Children’s Heart Institute para recibir atención cardíaca avanzada.
  • El Norton Children’s Heart Institute tiene consultorios en Kentucky y el sur de Indiana para llevar los cuidados cardíacos pediátricos de alta calidad más cerca de su hogar.
  • La unidad de cuidados intensivos cardíacos (UCIC) Jennifer Lawrence en el Norton Children’s Hospital es la UCIC más grande de Kentucky, equipada con 17 habitaciones privadas y la última tecnología disponible para la atención cardíaca.

Historias relacionadas

Meet the Norton Children’s surgeon who delivers every heart transplant
What does a pediatric cardiac surgeon do?
New type of pacemaker gets Louisville girl active again
Norton Children’s Heart Institute now 100 transplants strong
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software