Tipos de parálisis cerebral

La parálisis cerebral describe un grupo de trastornos que afectan la postura y el movimiento del cuerpo. Hay diferentes tipos de parálisis cerebral que afectan diferentes partes del cuerpo.

Parálisis cerebral espástica

Genera dificultad para mover las articulaciones: cuanto más rápido trata de moverse el niño, más se resiste el músculo. El tono muscular aumenta en algunos músculos (los isquiotibiales y los músculos de la pantorrilla se ven comúnmente afectados), mientras que otros están demasiado débiles para combatir ese tono.
La mayoría de los regímenes de tratamiento se centran en el tratamiento de la parálisis cerebral espástica. El tratamiento consiste en relajar los músculos tensos mediante terapia física y ocupacional, ortesis, medicamentos y, cuando sea necesario, cirugía. La parálisis cerebral espástica es bastante predecible en su respuesta a todo tipo de intervención

Parálisis cerebral discinética

La palabra “discinesia” significa que hay un problema con el movimiento, pero, en este caso, no es espástica. Hay dos tipos de problemas de movimiento: ataxia y atetosis.

  • La ataxia consiste en movimientos aleatorios que pueden hacer que el niño parezca ebrio. Estos niños tienen problemas para saber dónde tienen las manos y los pies en el espacio, lo que provoca problemas de equilibrio y coordinación.
  • La atetosis son movimientos inapropiados del cuerpo. Los brazos, las piernas, la boca o la lengua pueden retorcerse constantemente o solo cuando el niño está distraído. Ambos tipos de parálisis cerebral discinética pueden ocurrir en un niño que también muestra evidencia de parálisis cerebral espástica. También pueden ocurrir solos. Debido a los movimientos impredecibles de la discinesia, las articulaciones por lo general no se tensan tanto. Eso hace que las ortesis y la cirugía sean menos comunes. Si es necesario, el resultado no es tan predecible como con la parálisis cerebral espástica

Tanto la parálisis cerebral espástica como la discinética se pueden clasificar según la parte del cuerpo afectada. Esto puede ser más difícil de identificar en los niños pequeños, pero generalmente se hace evidente a medida que el niño crece.

Parálisis cerebral hemipléjica

Afecta un lado del cuerpo, el derecho o el izquierdo. La mayoría de estos niños alcanza sus hitos del desarrollo a tiempo, o tiene un retraso muy leve. No solo se ven afectados el brazo y la pierna, sino también los músculos del tronco de ese lado del cuerpo. Esto a veces hace que una cadera se “levante”, haciendo que la pierna de ese lado sea más corta.

Parálisis cerebral dipléjica

Afecta principalmente las piernas. También puede afectar los brazos, pero generalmente no limita la capacidad del niño para usar los brazos. Un lado puede verse más afectado que el otro, motivo por el cual algunos proveedores de atención médica la llaman “diplejía con patrón hemipléjico”. Un niño con este tipo de parálisis cerebral generalmente tiene un retraso en los hitos del desarrollo y puede caminar de puntillas. Es importante darse cuenta de que no todos los niños que caminan de puntillas tienen parálisis cerebral.

Parálisis cerebral cuadripléjica

Afecta los brazos y las piernas. Un lado puede verse más afectado que el otro. Como gran parte de los músculos del cuerpo se ven afectados, estos niños generalmente tienen muchos retrasos en los hitos del desarrollo y es posible que no caminen. La terapia continua es importante para que el niño maximice sus habilidades. Estos niños deben ser vigilados en busca problemas de cadera, que pueden dar lugar a una luxación de cadera dolorosa. El diagnóstico de una “cadera en riesgo” de luxación se puede realizar mediante radiografías y se puede tratar con cirugía si es necesario. La escoliosis es más común en este tipo de parálisis cerebral que en otros tipos debido a la gravedad de la afectación muscular. El tratamiento se enfoca en aumentar el tiempo de pie para mejorar la posición de la columna y las caderas, lo que puede ayudar a prevenir problemas.

Historias relacionadas

Cirujanos usan un modelo 3D para prepararse con mayor precisión para el complejo tratamiento de la escoliosis de los adolescentes
Una niña no permitirá que la parálisis cerebral la detenga
Nueva tecnología interactiva hace que la fisioterapia se sienta como un juego de realidad virtual
La parálisis cerebral no es rival para este fenómeno del fútbol
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software