Cirugía de alargamiento de columna lateral

A veces, las fuerzas musculares y la gravedad trabajan juntas para hacer que el pie se flexione en el medio en lugar de en la articulación del tobillo. Hacemos todo lo posible para evitar esto con ortesis, pero no siempre es posible.

La cirugía de alargamiento de columna lateral puede ayudar. Usa un injerto óseo para mejorar la forma del pie. Durante las primeras seis semanas después de la cirugía, su hijo no podrá caminar ni apoyar peso sobre el pie. El reposo permite que el hueso comience a sanar antes de que tenga que soportar el peso y las fuerzas musculares.

El injerto óseo suele provenir de un cadáver, pero otras opciones incluyen usar hueso propio de la cadera de su hijo o hueso artificial.

Los huesos del pie deben alcanzar un nivel de madurez antes de que se pueda realizar la cirugía. Su proveedor de atención médica tomará esta decisión.

A veces, esta cirugía se combina con otros procedimientos, como el alargamiento de tendones. En la mayoría de los casos, se alarga el tendón del talón y, si es necesario, se puede alargar un músculo que gira el pie (peroneo lateral corto). Si la cirugía es en el pie y el tobillo, a su hijo se le colocará un yeso corto en la pierna.

Después de seis semanas, se reemplaza el yeso y su hijo puede caminar. Con el segundo yeso colocado, su hijo debería volver a las terapias.

Seguimiento

Su proveedor de atención médica trabajará con usted en el plan de tratamiento de seguimiento adecuado para su hijo, en función de ciertos factores específicos.

Historias relacionadas

Después de 36 cirugías, joven de 20 años alcanza hito médico
Graduado tras 12 años de cirugías
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software