Tratamiento de la parálisis cerebral

El tratamiento de la parálisis cerebral es un esfuerzo en equipo de por vida. Los miembros de la familia brindan la mayor parte de la atención, con la ayuda del proveedor de atención primaria, los terapeutas y el ortopedista (encargado de fabricar los dispositivos ortopédicos). El equipo también puede incluir un psiquiatra, un neurólogo, un cirujano ortopédico o un neurocirujano. Este equipo de atención trabaja en conjunto para ayudar a su hijo a lograr la mayor funcionalidad posible.

Terapia física y ocupacional

Su hijo podría tener sesiones regulares con un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional. El terapeuta guía el proceso de las sesiones y sigue los progresos. La familia hace que la terapia forme parte de la rutina cotidiana del niño. Algunos tipos de terapia incluyen:

  • Estiramiento: El estiramiento frecuente puede evitar el endurecimiento excesivo de las articulaciones.
  • Fortalecimiento: Los músculos afectados por la parálisis cerebral están “encendidos” todo el tiempo. El niño puede controlar mejor los músculos si son más fuertes. Una mayor fuerza también ayuda a disminuir la espasticidad (actividad de “encendido” constante) en el músculo.

Un terapeuta o su proveedor de atención médica pueden sugerir estas terapias para su hijo:

  • Electroestimulación: Una unidad del tamaño de una baraja de naipes envía una señal eléctrica al músculo a través de almohadillas adhesivas que se colocan sobre la piel. El pulso de electricidad (como una descarga eléctrica estática) hace que el músculo se contraiga. Esto se puede usar para ayudar a los niños que no tienen buen control sobre músculos específicos a obtener ese control. Se puede usar en los brazos o las piernas, y a menudo es útil después de otros tratamientos, como una cirugía o una inyección de toxina botulínica (a menudo conocida con el nombre comercial “Botox”).
  • Hidroterapia: El terapeuta puede trabajar con su hijo en una piscina para recuperar el equilibrio o aprender a sostener peso sobre los pies después de la cirugía. El agua proporciona cierta resistencia para el fortalecimiento, al tiempo que elimina parte de la carga del peso corporal del niño. Además, ¡es divertida!
  • Hipoterapia: No tiene nada que ver con los hipopótamos. En realidad, es una terapia de equitación. La cadencia rítmica del caballo al caminar es buena para que los niños aprendan a mantener el equilibrio y puede ayudar a relajar un poco la espasticidad.

Ortesis

Los músculos afectados por la parálisis cerebral tiran constantemente de una articulación en una dirección hasta que se tensa y finalmente queda atascada allí. Las ortesis ayudan a mantener una resistencia suave contra ese tirón mientras mantienen la parte del cuerpo con la ortesis en la posición correcta. Un niño podría necesitar:

  • Ortesis de mano
  • Ortesis de muñecas
  • Ortesis de codo
  • Ortesis de pierna (los más comunes son para el tobillo y el pie)
  • Inmovilizadores de rodilla
  • Cuña o almohada para ayudar con la contractura que tira de una parte del cuerpo hacia la línea media del cuerpo.
  • Ortesis de cadera SWASH.

Medicamentos

  • Medicamentos por vía oral: Los relajantes musculares, como la tizanidina (Zanaflex) o el baclofeno, actúan sobre todos los músculos, incluidos los del cuello y la espalda, que pueden estar demasiado tensos.
  • Medicamentos inyectados: Si hay uno o dos músculos que causan problemas específicos, esto se puede abordar con un medicamento que se puede inyectar directamente en el músculo problemático. Para esto se puede usar alcohol anhidro, fenol y toxina botulínica.
  • Bombas implantadas: Una bomba puede administrar los medicamentos directamente a los nervios. La bomba tiene aproximadamente el tamaño de un disco de hockey y los médicos la implantan debajo de la piel y del músculo en la zona del abdomen. Un tubo de la bomba baña los nervios directamente con los medicamentos. El resultado puede ser una relajación muscular impresionante. Esto es muy eficaz para controlar a largo plazo la espasticidad de moderada a grave.

Cirugía

  • Cirugías de alargamiento muscular. En ocasiones, los músculos están demasiado tensos a pesar de la terapia, las ortesis y los medicamentos. Un cirujano tendrá que tomar medidas para mantener la función. Las cirugías comunes incluyen el alargamiento de isquiotibiales, el alargamiento de aductores de la cadera, el alargamiento del tendón de Aquiles y las transferencias de tendones del antebrazo. Después de la cirugía, la extremidad generalmente se enyesa en posición estirada para permitir la cicatrización.
  • Cirugías óseas. El estrés a largo plazo en las articulaciones debido a los músculos tensos puede deformar los huesos. En la parálisis cerebral, esto es más común en la cadera y el pie. Las cirugías comunes para esto son la VDRO (osteotomía de desrotación en varo) y la osteotomía pélvica de Salter.

Neurocirugía

  • La rizotomía dorsal es un procedimiento generalmente realizado por un neurocirujano pediátrico en la zona de la columna vertebral.

Historias relacionadas

Top 3 viruses going around at the moment
Slow growth, short stature: Is it hypopituitarism?
6 things parents can have to help kids during cold and flu season
A 504 plan for diabetes helps keep kids safer and get the most out of school
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software