Atención de la espina bífida en el Norton Children’s Hospital

¿Qué es la espina bífida?

La espina bífida ocurre cuando el cerebro, la médula espinal o las membranas que los recubren (meninges) no se desarrollan por completo como deberían. Cada año nacen unos 1,500 bebés con espina bífida.

Tipos de espina bífida

  • Espina bífida oculta: Sucede cuando hay una pequeña área de huesos en la parte inferior de la columna que no se cierra. Este es un hallazgo relativamente común en las radiografías, pero no se considera espina bífida verdadera. Rara vez, o nunca, causa algún síntoma o requiere evaluación y tratamiento.
  • Defecto del tubo neural cerrado: Este tipo ocurre cuando hay crecimientos de grasa, hueso o membranas en la médula espinal. La mayoría de los niños con este tipo tienen pocos o ningún síntoma. En algunos casos, puede causar problemas para caminar o ir al baño.
  • Meningocele: Este es el tipo menos común de espina bífida. Ocurre cuando las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal sobresalen a través de una abertura en la columna vertebral. Algunos niños con este tipo de espina bífida pueden tener síntomas menores, mientras que otros pueden tener problemas más serios para caminar e ir al baño.
  • Mielomeningocele: Este es el tipo más grave de espina bífida. Ocurre cuando las vértebras no se cierran y la médula espinal no se desarrolla como debería. El resultado es una parálisis total o parcial. Los niños pueden tener problemas para controlar la vejiga o los intestinos, la movilidad, el crecimiento y la acumulación de líquido en las cavidades del cerebro (hidrocefalia). Los desafíos de aprendizaje también pueden ser comunes.

Diagnóstico de la espina bífida

La espina bífida se puede detectar antes del nacimiento con un análisis de sangre o después del nacimiento mediante pruebas de diagnóstico por imágenes, como una ecografía de la columna o una resonancia magnética.

Opciones de tratamiento de la espina bífida

La Norton Children’s Spina Bifida Clinic es una clínica multidisciplinaria que se reúne todos los meses en el Norton Women’s & Children’s Hospital para cubrir todas las necesidades de su hijo. La clínica cuenta con proveedores de atención especializados en neurocirugía, urología, ortopedia, medicina física y rehabilitación, fisioterapia y ortopedia.

El tratamiento depende del tipo de espina bífida y de los síntomas. Los niños con más síntomas y un tipo más grave de espina bífida necesitarán más atención que los niños con formas más leves de la afección.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Ortesis o cirugía ortopédica
  • Cirugía de columna por escoliosis
  • Cirugía de vejiga
  • Cirugía intestinal
  • Planes educativos para problemas de aprendizaje
  • Fisioterapia o terapia ocupacional
  • Cirugía para una médula espinal anclada
  • Procedimiento de ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo y cauterización del plexo coroideo (VETV/CPC) para ayudar con la hidrocefalia

Seguimiento

Los niños pueden tener resultados diversos según el tipo de espina bífida que tengan. Podría haber poco o ningún efecto en la vida de un niño. Algunos niños con síntomas más complejos podrían necesitar atención de por vida para la espina bífida.

Historias relacionadas

Los desafíos de la espina bífida para un cirujano de columna con experiencia en ingeniería
Ginecóloga pediátrica brinda su experiencia en clínica de espina bífida
Brindamos a las familias con espina bífida la atención que necesitan
Datos sobre la espina bífida que todo padre necesita saber
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software