Alargamiento de extremidades

La discrepancia en la longitud de las extremidades ocurre cuando hay una diferencia de longitud entre los dos brazos o las dos piernas. Una pequeña diferencia de tamaño es común. Hasta un tercio de la población tiene menos de media pulgada de diferencia entre las piernas derecha e izquierda. Las diferencias pequeñas como esta no requieren tratamiento; apenas se notan y, por lo general, no afectan la forma en que las personas caminan, corren o usan los brazos.

Las diferencias más grandes pueden causar problemas como cojera, dolor de cadera o de espalda en los niños. Muchos niños con una discrepancia en la longitud de las extremidades nacen con la afección, aunque también puede desarrollarse con el tiempo debido a una enfermedad o lesión.

Discrepancia en la longitud de las piernas

Las discrepancias en la longitud de las extremidades pueden ocurrir en los brazos o las piernas, pero los signos son más fáciles de ver en las piernas y pueden causarle más problemas a un niño. Si una diferencia en la longitud de las extremidades causa problemas con la capacidad del niño para caminar o moverse con facilidad, se necesita tratamiento.

Opciones de tratamiento

El alargamiento de extremidades es un tratamiento para este tipo de afección. Si la diferencia de longitud es pequeña, se podría usar un plan de tratamiento que incluya un zapato ortopédico. Sin embargo, para los niños con una gran diferencia de longitud, es posible que se necesite cirugía:

Historias relacionadas

Después de 36 cirugías, joven de 20 años alcanza hito médico
Graduado tras 12 años de cirugías
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software