VDRO (osteotomía de desrotación en varo)

¿Qué es la VDRO (osteotomía de desrotación en varo)?

Los niños con músculos espásticos o débiles o que no pueden caminar a menudo desarrollan luxación de la cadera con el tiempo. En una cadera normal, la cabeza del fémur en forma de esfera está completamente contenida en la cavidad en forma de copa de la pelvis. Cuando la esfera está fuera de la cavidad, se luxa. La VDRO es una cirugía diseñada para ajustar la esfera del fémur para que encaje en la cavidad de la cadera.

La VRDO por lo general se sugiere si la cadera está más de un 30 por ciento fuera de la cavidad y es probable que empeore. Si la cadera se luxa por la mitad o por completo, puede tornarse doloroso para su hijo a medida que crece. Si una cadera ha estado luxada durante años, es posible que no pueda volver a colocarse en la cavidad.

Los niños con luxación de cadera y tono muscular anormal a menudo se sienten muy rígidos. Su hijo puede tener dificultades para sentarse correctamente. Dificulta tareas como vestirlo o cambiarle los pañales.

Cómo se realiza la cirugía de VDRO

Esta cirugía cambia el ángulo de la parte superior del fémur para ayudar a colocar la esfera de la cadera profundamente en la cavidad. Cortar el hueso del fémur debajo de la parte del “cuello” y cambiar el ángulo ayuda con esto.

Una vez que la esfera se introduce en la cavidad, se realiza una evaluación en el quirófano para decidir si se necesita un procedimiento separado para corregir el ángulo de la cavidad. Es posible que la cavidad se haya estirado tanto con el tiempo que la esfera ya no se ajusta bien. En este caso, la cavidad debe remodelarse cuidadosamente para que coincida con la esfera.

Cuando se completa, la esfera está profundamente en la cavidad y la cavidad tiene la forma adecuada para que encaje la esfera. A menudo, también debe cambiarse al menos el ángulo de la esfera del otro fémur para mantener las piernas niveladas.

Atención de seguimiento

Casi siempre se coloca un yeso después de la cirugía de VDRO. El propósito del yeso es estabilizar las caderas y ayudar a controlar el dolor.
Una vez que su hijo pueda irse a casa, el hospital organizará la provisión de lo siguiente:

  • Una silla de ruedas reclinable durante aproximadamente un mes después de la cirugía.
  • Un dispositivo de sujeción especial para el automóvil.

Su hijo puede asistir a la escuela con el yeso si la escuela está dispuesta a cuidarlo. Es recomendable que un miembro de la familia acompañe a su hijo el primer día o dos de clases para mostrarle la rutina.

El yeso se deja colocado entre 2 y 3 semanas después de la cirugía de VDRO y se retira en el consultorio del médico. Se hace una radiografía para mostrar las caderas en la nueva posición. Su hijo tendrá unos pocos días más de molestias mientras se adapta a mover las caderas después de semanas de estar quieto.

En este momento, el médico le dará una nueva receta para la terapia. Se debe alentar a su hijo a que mueva las piernas y se le debe alentar (pero no obligar) a ponerse de pie.

Los niños tienden a encoger las rodillas durante un período después de retirar el yeso, con el riesgo de contraerse en esta posición. Mantener las rodillas rectas con la mayor frecuencia posible tras retirar el yeso evita que esto suceda. A menudo se recetan inmovilizadores de rodillas. La hidroterapia o un baño tibio son muy útiles para relajar la rigidez.

Si su hijo tiene una ortesis de cadera SWASH, debe usarla de 12 a 16 horas por día después de la cirugía para mantener las rodillas separadas y evitar que la cadera se vuelva a luxar. Si su hijo no tiene una ortesis SWASH, puede pedir una almohada abductora o colocar una almohada o mantas entre las piernas de su hijo por la noche mientras duerme.

Las caderas sobresaldrán más a los lados que antes de la cirugía. Esto es normal. Esto se debe a que se cambió la forma del hueso para apuntar la esfera hacia la cavidad. En un niño muy delgado, esta zona es propensa a la aparición de moretones debido al hueso prominente debajo, al igual que las rodillas y los codos.

Resultados futuros

Después de la recuperación, el proveedor controlará las caderas con regularidad. Las mismas fuerzas que originalmente causaron el desplazamiento de las caderas podrían hacer que vuelva a suceder. El médico puede recomendar la extracción de las placas y tornillos para permitir el crecimiento. La extracción de estos elementos no provoca ni previene la recurrencia de la luxación. El proceso de la enfermedad subyacente es lo que provoca la luxación.

Si el médico decide retirar las placas y tornillos, esto generalmente se hace entre 6 y 24 meses después de la cirugía inicial, y es más común que sea necesario en un niño de menos de 8 años en el momento de la cirugía inicial. La extracción de las placas y tornillos es un procedimiento ambulatorio que suele tomar alrededor de una hora y no requiere yeso.

Historias relacionadas

Cómo la VDRO ayuda a los niños con parálisis cerebral y otros trastornos neuromusculares
Dolor de cadera en adolescentes: ¿qué podría ser?
La displasia de cadera afecta a miles de bebés al año
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software