Enfermedad de Sever en niños

¿Qué es la enfermedad de Sever?

La enfermedad de Sever no es una enfermedad: es una lesión por uso excesivo del talón. Por lo general, el dolor en el talón comienza después de algunas semanas de correr o saltar. Con frecuencia, son los niños que corren carreras o practican baloncesto o fútbol quienes padecen el síndrome de Sever.

El dolor indica hinchazón o inflamación en el talón. El cuerpo está tratando de decirle que se detenga y deje que los músculos se acostumbren a la actividad antes de trabajar más. El dolor es causado por la tracción del tendón de Aquiles en la placa de crecimiento del talón. En la enfermedad de Sever, el talón se ve normal pero es sensible a la presión, incluso al caminar.

Las radiografías parecen normales a pesar del dolor. La placa de crecimiento se ve de color muy blanco e incluso puede verse agrietada. Esto es normal, incluso en niños sin dolor. Si se piden radiografías, el proveedor de atención médica podría estar buscando otras causas del dolor que no sea la enfermedad de Sever.

¿Cómo se trata la enfermedad de Sever?

El tratamiento consiste en reducir la hinchazón mientras continúa la actividad y los deportes, generalmente a un ritmo más lento. Por lo general, el dolor tarda algunas semanas en desaparecer.
Estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a aliviar el dolor:

  • Estirar – Haga que su hijo estire antes y después de las actividades para aliviar la tensión del tendón de Aquiles en el talón. Estirarse por la mañana alivia el dolor que le hace querer caminar de puntillas.
  • Añadir una plantilla suave o “talonera” al calzado – Esto protege el talón y absorbe la presión para ayudar a disminuir el dolor del impacto.
  • Ibuprofeno – Aproximadamente una hora antes de la actividad, administre ibuprofeno según las indicaciones para la edad de su hijo. Esto puede aliviar el dolor y la inflamación. No deberían necesitarse medicamentos más fuertes.
  • Hielo – Aplicar hielo 15 minutos después de la actividad ayudará a aliviar el dolor hasta que el cuerpo se acostumbre a la nueva actividad. No olvide estirar también después de la actividad física.

Estiramientos para aliviar el dolor de la enfermedad de Sever

Estiramientos de isquiotibiales – Acuéstese en el piso y levante una pierna. Extienda completamente la rodilla, con la pierna perpendicular al resto del cuerpo. Mantenga la pierna en esta posición mientras cuenta hasta 20, luego estire la otra pierna. Repita al menos cinco veces para cada pierna.

Siéntese en el piso con las piernas completamente extendidas. Estírese y agarre la punta del pie izquierdo con la mano izquierda. Mantenga la posición durante 20 segundos. Tome el dedo del pie derecho con la mano derecha y sostenga durante 20 segundos. Repita al menos cinco veces para cada pierna.

Estiramientos del tendón de Aquiles – Sentado en el borde de una silla o en el piso, enrolle una toalla alrededor de un pie. Apunte y flexione el dedo del pie contra la toalla ajustada cinco veces. Mantenga cada posición mientras cuenta hasta cinco.

Repita los estiramientos con la rodilla extendida.

Párese e inclínese contra la pared con un pie varios centímetros delante del otro. Inclínese hacia adelante, manteniendo la rodilla trasera recta y doblando la rodilla delantera. Mantenga el talón del pie trasero en el piso. Repita al menos cinco veces de cada lado.

Historias relacionadas

What to expect during an ACL tear recovery
Norton Children’s opens new Hikes Point campus
Las 7 lesiones deportivas por uso excesivo más comunes en los niños
El anclaje para la escoliosis ofrece a los niños más beneficios y una recuperación más rápida
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software