Salud y bienestar mental

El servicio de prevención y bienestar de Norton Children’s ofrece programas educativos sobre salud mental.

¿Qué es la salud mental y por qué es importante?

La salud mental afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos. La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), estar mentalmente saludable durante la infancia incluye lo siguiente:

  • Alcanzar hitos del desarrollo y emocionales
  • Aprender habilidades sociales saludables
  • Aprender mecanismos de afrontamiento saludables cuando surgen dificultades

Habilidades de afrontamiento para niños según la edad

Reaccionamos al estrés independientemente de la edad: hasta los bebés muestran reacciones al estrés. Conocer estas reacciones al estrés puede ayudar a las familias a desarrollar y reforzar las habilidades de afrontamiento apropiadas para la edad de los niños.

Bebés (hasta 1 año)

Signos de reacción al estrés:

  • Ansiedad
  • Cambios en los patrones de sueño o alimentación
  • Cambios emocionales (mostrar excesiva dependencia, retraimiento o enojo)
  • Desconfianza

Habilidades de afrontamiento:

  • Mantener una rutina constante
  • Contacto físico (abrazos, mecer al bebé, etc.)
  • Tiempo de calidad con los cuidadores
  • Cantar o tocar música al niño
  • Envolver al bebé

Niños pequeños (entre 1 y 3 años)

Signos de reacción al estrés:

  • Regresión (pérdida de habilidades aprendidas, como el control de esfínteres)
  • Berrinches
  • Falta de cooperación
  • Protestas verbales y físicas

Habilidades de afrontamiento:

  • Ofrecer oportunidades para que su hijo sienta que tiene el control, como los rituales antes de acostarse
  • Mantener un cronograma o rutina
  • Priorizar el tiempo de calidad con los cuidadores, como leer libros o salir a caminar juntos
  • Establecer límites y ofrecer opciones razonables
  • Usar palabras para describir sentimientos, por ejemplo: “Veo que estás enojado porque…”
  • Fomentar el juego

Edad preescolar (entre 3 y 5 años)

Signos de reacción al estrés:

  • Regresión (como mojar la cama o chuparse el dedo)
  • Enojo
  • Portarse mal o problemas conductuales
  • Protestas o agresiones verbales y físicas
  • Dependencia de los cuidadores
  • Retraimiento
  • Cambios en el apetito (comer poco y comer en exceso)
  • Incontinencia intestinal o vesical
  • Pesadillas
  • Dificultades del habla o hablar en forma repetitiva

Habilidades de afrontamiento:

  • Establecer límites y ofrecer opciones razonables
  • Ofrecer oportunidades de control, como elegir su atuendo para el día
  • Mantener un cronograma o rutina
  • Permitir la expresión a través del arte, el juego y las palabras
  • Alentar al niño a usar palabras para describir sus emociones
  • Reforzar las conductas positivas
  • Permitir el desahogo físico, como jugar al aire libre, bailar, correr, etc.
  • Escuchar música y cantar
  • Participar en ejercicios de respiración, como soplar burbujas o simular apagar velas de cumpleaños, etc.
  • Fomentar el juego

Edad escolar (entre 5 y 12 años)

Signos de reacción al estrés:

  • Regresión (incluir ejemplos como los de las otras edades)
  • Incapacidad para completar tareas
  • Falta de cooperación
  • Retraimiento
  • Depresión
  • Enojo y hostilidad desplazados
  • Frustración

Habilidades de afrontamiento:

  • Establecer límites y ofrecer opciones razonables
  • Ofrecer oportunidades de control
  • Mantener un cronograma/rutina con la participación del niño en las actividades cotidianas
  • Permitir la expresión a través del arte, el juego y las palabras
  • Animar al niño a verbalizar sus emociones
  • Reforzar las conductas positivas
  • Permitir el desahogo físico, como jugar al aire libre, bailar, correr, gritarle a una almohada, romper globos de agua
  • Permitir que el niño identifique sus propias estrategias de afrontamiento
  • Fomentar el tiempo con la familia y los amigos
  • Apoyar al niño en la búsqueda de sus intereses, como deportes, música, arte, etc.
  • Fomentar el juego

Adolescentes (entre 13 y 18 años)

Signos de reacción al estrés:

  • Falta de cooperación
  • Retraimiento
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Cambios en las relaciones con familiares, amigos, compañeros

Habilidades de afrontamiento:

  • Fomentar un diálogo abierto
  • Participar en ejercicios para reducir el estrés, como respiración profunda, imágenes guiadas, meditación y yoga
  • Fomentar el contacto con los compañeros
  • Apoyar al adolescente en la búsqueda de sus intereses, como deportes, música, arte, etc.
  • Permitir un desahogo físico, como pelotas antiestrés, juguetes antiestrés, yoga, deportes, etc.
  • Alentar al adolescente a explorar sus estrategias personales de afrontamiento

Cómo apoyar la salud mental de su hijo

Las familias pueden ayudar a mantener la salud mental y la seguridad de un niño de las siguientes maneras:

  • Enseñar al niño a pedir ayuda e identificar quién puede ayudarlo
  • Ayudar al niño a aprender a procesar sentimientos difíciles
  • Hablar con el pediatra de su hijo si el niño muestra signos de depresión o ansiedad. Si no tiene un pediatra, encuentre uno cercano.
  • Limitar el uso de la televisión, la computadora, el teléfono y otros dispositivos a 2 horas o menos
  • Usar habilidades de crianza activa

Historias relacionadas

Top 3 viruses going around at the moment
Slow growth, short stature: Is it hypopituitarism?
6 things parents can have to help kids during cold and flu season
A 504 plan for diabetes helps keep kids safer and get the most out of school
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software