Prevención de incendios y quemaduras

El servicio de prevención y bienestar de Norton Children’s ofrece información y recursos sobre prevención de incendios y quemaduras para mantener seguros a los niños y las familias. Desde 1999, los incendios y las quemaduras han sido la tercera causa de muerte relacionada con lesiones no intencionales entre los niños de 14 años o menos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Según Safe Kids Worldwide, un promedio de 462 niños de 14 años o menos han muerto a causa de incendios residenciales cada año desde 1999. En Kentucky, más de la mitad de las muertes infantiles por incendios ocurre en niños menores de 5 años, según el Programa de Revisión de Fatalidades Infantiles de Kentucky.

Prevención de incendios en hogares

Los incendios pueden comenzar repentinamente. Planificar con antelación y tener detectores de humo que funcionen en el hogar son las mejores defensas contra incendios. En la mayoría de los casos, cuando un niño menor de 5 años muere a causa de un incendio residencial, la alarma contra incendios no funcionaba o no estaba presente. Estos consejos para la prevención de incendios pueden ayudar a los niños y las familias a mantenerse seguros:

  • Tener detectores de humo que funcionen instalados en cada dormitorio, fuera de cada área para dormir y en cada piso de la casa. Los detectores de humo pueden reducir casi a la mitad la posibilidad de morir en un incendio.
  • Pruebe los detectores de humo todos los meses para asegurarse de que funcionan correctamente. Cuando la batería de la alarma está baja, a menudo emite un “chirrido”. Procure cambiar la batería en ese momento.
  • Apague los calefactores cuando no haya nadie presente en la habitación. Mantenga los calefactores a una distancia mínima de 3 pies de personas y muebles; nunca mantenga un calefactor cerca de una cama.
  • No deje una estufa u horno caliente desatendido mientras cocina. Los niños no deben estar cerca de aparatos de cocina y calefacción sin la estrecha supervisión de un adulto.
  • No deje velas encendidas en una habitación sin supervisión.
  • Las cerillas y los encendedores deben mantenerse fuera del alcance de los niños en un cajón o gabinete cerrado con llave.
  • Las familias deben elaborar un plan de seguridad contra incendios para su hogar que incluya dos salidas (puertas o ventanas) de cada habitación y un lugar de encuentro seguro fuera del hogar. Los niños y las familias deben practicar su plan varias veces al año.

Tipos de quemaduras

Las quemaduras son lesiones dolorosas que pueden ser causadas por líquidos calientes o vapor (escaldaduras), contacto con objetos calientes, electricidad o productos químicos. La recuperación de las quemaduras puede ser un proceso muy largo y difícil.

Hay tres niveles, o grados primarios, de quemaduras:

  • Primer grado: Cuando se ve afectada la capa superior de la piel. Este tipo generalmente es leve, a menudo causado por cosas como la exposición al sol (quemaduras solares) o una escaldadura. Este tipo causa dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • Segundo grado: Esta quemadura afecta tanto la capa superior de la piel como la capa subyacente. Este tipo, también llamado “quemadura de espesor parcial”, causa dolor, hinchazón, enrojecimiento y ampollas.
  • Tercer grado: Este tipo de quemadura, también llamada “quemadura de espesor completo”, afecta todas las capas de la piel, incluidas las capas profundas. Esto hace que la piel se vuelva blanca o negra y puede hacer que la piel se entumezca.

Las quemaduras pueden ser menores o mayores. Las quemaduras menores son quemaduras de primer grado en cualquier parte del cuerpo o quemaduras pequeñas de segundo grado que tienen menos de 2 a 3 pulgadas de ancho. Las quemaduras mayores incluyen quemaduras de tercer grado, quemaduras de segundo grado grandes y quemaduras de segundo grado en el rostro, las manos, los pies, la ingle, las nalgas o sobre una articulación importante.

Prevención de quemaduras

La piel de un niño es más delgada que la de un adulto, por lo que puede quemarse fácilmente a temperaturas más bajas. Las escaldaduras son el tipo más común de quemaduras en los niños pequeños. Más aún, solo se necesitan 3 segundos de exposición al agua caliente del grifo a 140 grados Fahrenheit para que un niño pequeño sufra una quemadura de tercer grado, según la Asociación Americana de Quemaduras. El agua caliente en los baños causa más de la mitad de todas las escaldaduras en los niños.

Los niños mayores tienden a sufrir quemaduras por contacto térmico al tocar objetos calientes y al jugar con fuego, velas o fuegos artificiales. Sin embargo, los niños también pueden quemarse con la electricidad, los productos químicos y los líquidos y alimentos calientes que se derraman en la cocina. Estas son las mejores maneras de proteger a los niños de las quemaduras.

Cómo prevenir quemaduras y escaldaduras

  • Ajuste el termostato de su calentador de agua a 120 grados Fahrenheit o menos para evitar escaldaduras.
  • Considere el uso de dispositivos contra escaldaduras para grifos de agua y cabezales de ducha para evitar escaldaduras.
  • Compruebe la temperatura del agua con la muñeca o el codo antes de bañar a un niño.
  • Nunca deje a un niño menor de 5 años solo en una bañera.
  • Mantenga a los niños alejados de los aparatos calientes, como planchas de ropa y rizadores, mientras se calientan y se enfrían. Guárdelos de forma segura.
  • Para evitar quemaduras y lesiones en brazos y manos, no deje que los niños usen fuegos artificiales. Solo los adultos deben manejar los fuegos artificiales y deben usar gafas de seguridad mientras lo hacen.
  • Los espectadores también pueden quemarse con los fuegos artificiales. Las personas deben mantenerse a 100 yardas de distancia de los fuegos artificiales.
  • Use los quemadores traseros de la estufa, lejos del alcance de los niños. Gire los mangos de las ollas hacia la parte posterior de la estufa.
  • Use guantes de cocina largos cuando saque los platos del horno o las ollas de la estufa.
  • Cuando cocine, coloque a su hijo pequeño en un área segura, como una silla alta o un corralito.
  • Nunca deje a un niño solo en la cocina.
  • Nunca cargue a un niño mientras sostiene una bebida o una comida calientes.
  • Pruebe los alimentos y bebidas cocinados en el microondas antes de dárselos a un niño pequeño.
  • Abra los recipientes de microondas lejos de usted y su hijo, ya que el vapor puede escaldar la piel.
  • Enseñe a los niños mayores a cocinar de manera segura. Recuérdeles que nunca deben salir de la cocina mientras cocinan y que deben usar guantes para horno para sostener las ollas calientes.
  • Instale tapones de seguridad para niños en los tomacorrientes.
  • Mantenga los cables eléctricos fuera del alcance de los niños.
  • No use aparatos eléctricos cerca del agua, como la ducha o la bañera.
  • Apague el disyuntor cuando trabaje con electricidad en su hogar.
  • Mantenga todos los limpiadores, suministros para piscinas y gasolina fuera del alcance de los niños.
  • Use guantes y otros equipos de protección cuando use productos químicos.

Primeros auxilios para quemaduras

Para tratar una quemadura, siga estos pasos:

  • Enjuague una quemadura con agua fría durante 15 a 20 minutos.
  • Mantenga la quemadura limpia y cubierta.
  • Use solo pomada antibiótica (como Neosporin o Bacitracin) en la quemadura. No ponga hielo ni ningún otro alimento o ingrediente doméstico sobre la quemadura.
  • Si una quemadura es más grande que la palma de la mano de su hijo o desarrolla ampollas, busque atención médica de inmediato. En caso de emergencia, llame al 911 o acuda a un departamento de emergencias.

Historias relacionadas

Top 3 viruses going around at the moment
Slow growth, short stature: Is it hypopituitarism?
6 things parents can have to help kids during cold and flu season
A 504 plan for diabetes helps keep kids safer and get the most out of school
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software